2/12/11

A punto de estallar

Con la verga terriblemente estragulada en su jaula, la sutil estimulación dispara rayos de placer por todo el cuerpo del perro.
Ante la tortura de no poder descargarse con un orgasmo teme que sus cojones, 
por momentos acariciados por momentos estrujados, estallen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario