7/12/11

Pasó en un bus


No es una escena habitual...
El Señor sintió necesidad de mear, y aprovechando que su perro lo acompañaba en el bus lo ha usasdo como mingitorio.
Pero al vicioso esclavo le entusiasma tanto tener la verga en la boca que sigue mamando y ha puesto cachondo a su Dueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario