22/12/11

Historia de Jul / La calma

 "Jul acarició la espalda de Manuel, que rendido sobre el pecho del muchacho, buscaba su boca para no terminar de besarse nunca. Y Manuel le preguntó: “Peso un poco, verdad?”. “No”. Contestó Jul. Y por primera vez se quejó: “Pero me duele el culo porque me lo has destrozado, cabrón”. “Sí?”, preguntó otra vez Manuel. “Sí. Pero si aún te quedan fuerzas jódeme otra vez, porque me encanta cuando me das con tanta mala leche”. “No es mala leche, jodido”, replicó el otro. “Lo sé. Pero quiero que me partas el culo otra vez antes de amanecer”, exigió Jul. “Es un capricho?”, insistió Manuel. “Es lo que más deseo en esta vida. Y ya que no es posible preñarme, deshaz este puto agujero que sólo quiere tu pollón taladrándolo como un martillo neumático”. “Lo que te voy a dar es en los morros con la verga como si fuese un martillo pilón, crío degenerado!..Hummmmmm. Mi pequeño vicio y mi cachorro querido. Te quiero. Te amo Julio. Y no te lo diré más veces porque yo soy tu amo y tu mi vil y puto esclavo. Que no se te olvide, so perro cabrón!”. Soltó Manuel. “Sí, mi amo”. Contestó el cachorro a su amado amo y señor."



Si pinchas la fotografía o el link de la columna a tu derecha puedes leer el  capítulo 17
de esta historia escrita por el  Maestro Andreas

No hay comentarios:

Publicar un comentario