31/7/12

El precio del placer


Beber, alimentarse y disfrutar de la Verga de su Amo nunca deberá ser gratis para el perro. 

 Si no es un premio que se le otorga por un esfuerzo, tarea previamente realizada o entereza al soportar una disciplina, 
el placer obtenido adorando el Falo de su Señor deberá pagarlo luego con dolor o humillación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario