2/7/12

Soldado / La jornada

“Esta noche le daré al general un espectáculo especial. 
Dejaré que los chicos hagan una competición entre ellos para ver cual es el que se mete un consolador más gordo y grande por el culo. 
Y el que no sepa elegir bien lo que sea capaz de tragarse, tendré que azotarle las nalgas como escarmiento. 
Espero que Dani lo tenga claro y no pretenda ganarle en eso a Raúl. 
Este ya está mucho más dilatado y le entra mi mano sin dificultad y al otro todavía no lo he sometido a nada de eso. 
Ni tampoco le metí demasiados dildos o conos que no tuviesen un tamaño más o menos normal. 
Bueno. De mayor calibre que mi verga, que ya le llega para un culito tan tierno como el suyo. 
Creo que será lo suficiente listo para no intentarlo ni hacer bobadas" 


 Si pinchas la imágen puedes entrar a leer el capítulo 18 de esta historia del Maestro Andreas

No hay comentarios:

Publicar un comentario