9/3/13

El Conde Feroz Tercera Parte Capítulo XLIV


"Los miró por todas partes y observó que al menos dos de ellos eran aceptables para ser apetecidos por un macho y sus culos prometían placeres todavía ignorados por esas miserables criaturas. 
Sería mejor decir supuestamente, ya que aún estaba por comprobar si todavía eran vírgenes por el ano. 
Pero, tras los tientos apropiados al caso, resultó positiva la prueba de virginidad y aquellos esfínteres aún no habían sido traspasados por nada en sentido en inverso. 
Y eso era un noticia que al conde le ponía la polla tiesa y dura como un roble bien desarrollado y erguido como el alminar de una mezquita. 
Y la vista de esos glúteos turgentes y hasta respingones, también enervó considerablemente la verga de los guerreros africanos, que mostraban enormes paquetes bajo los flojos bombachos que vestían de cintura para abajo. 
Y la fiesta orgiástica iba a desatarse en breves momentos a la luz de la expresión que mantenía el conde en su rostro y el vicio reflejado en las bocas de los imesebelen, que hasta parecían babear de lascivia."


 Para leer el cuadragésimo cuarto capítulo de la tercera parte de esta saga pincha la imagen. 
"El Conde Feroz" es una historia escrita por el Maestro Andreas y está ambientada en la España cristiana y mora del siglo XIII

No hay comentarios:

Publicar un comentario