29/8/14

Una bala / Dos bolas


El nombre del ritual secreto de la banda lo dice todo: Una bala, dos bolas. 
Tendrás que  apuntar con mucho cuidado porque sólo puedes disparar tu arma una vez. 
Tu objetivo específico es la virilidad del miembro de una pandilla rival que está  frente a ti, 
de pie,  desnudo, rogando que no aprietes el gatillo. 


Pero, tu no tendrás que dudar y dispararás con tu arma acertando en sus bolas y su verga.
Deberás verlo caer al suelo, y observar como se desangra. 



Por último, apoyado solo en una rodilla te pondrás muy cerca de él, 
para que  cuando expire sepa que eres tú el que le disparó y se le grabe  como última imagen tu rostro.


Si  puedes hacer bien todas estas cosas, completarás con éxito tu iniciación en la pandilla. 
Si no... alguien más va a tomar su turno, y tú serás su objetivo...

Ilustraciones e historia Madeira Desouza

No hay comentarios:

Publicar un comentario