28/8/14

Juego de roles


En un juego de rol los participantes representan personajes con características bien definidas, con la finalidad de ejemplificar en directo experiencias que tienen que llevar a adoptar habilidades, destrezas y/o cambios de actitud. 
Consiste en hacer que los participantes simulen personajes definidos con antelación, y de esta forma, se ponen en el puesto de rol y pueden observar desde diferentes perspectivas los comportamientos de cada actor según el papel que ejerce.
Los practicantes del BDSM generalmente fantasean con el juego de roles, lo desean y lo llevan a la práctica experimentando la entrega a través de la disciplina. 
De entre los juegos de roles masculinos predominan los que tienen carácter leather. 
Las fantasía, como fundamento del deseo, sirve para escenificar el juego. 
Todo es posible en una relación donde se juega a liberar el deseo de las tradicionales ataduras sociales. 
De manera que cualquier fantasía puede realizarse o representarse de manera similar a la fantasía original. 
Por ello se dice que son los sumisos quienes proveen el imaginario fundamental del juego BDSM y son también ellos  quienes, junto a la experiencia y conocimiento técnico de los Amos, hacen posible el éxito de un encuentro.  
La cuestión es sencilla: puesto que el objetivo es la entrega y el medio para conseguirla es disfrutar de la disciplina, se puede realizar multitud de prácticas sexuales. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario