5/6/13

Multas 1


Fumar un porrito en la calle está en muchos lugares penado por la ley.
La multa, según algunos policías corruptos, y tratándose de infractores jovencitos,
suele tener como precio entregar boca y ojete para el uso y abuso que quiera hacer de ellos la autoridad.
Se deberá tener mucho cuidado de no reincidir en la falta, porque el costo de esa imprudencia
se paga con varias noches de calabozo y la atención a todos los policías de la estación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario