22/1/12

A veces se hechaba a llorar...

"Hay tipos que son muy vulnerables a la humillación sexual.

Si se los mantiene siempre desnudos, se les estimula la calentura con afrodisíacos, y se los vigila constantemente para impedir que se masturben y puedan desahogarse; y si se controla que no tengan erecciones miestras duermen, utilizando un aparato que activa un enorme zumbador eléctrico que hace vibrar la cama tan violentamente que los arroja a una bañera de agua helada para impedirles las poluciones nocturnas. Se los podrá hipnotizar para que se sientan sacerdotes a punto de consumar una unión hipostática con el Cordero, cuando estén listos será un carnero que les dé por el culo.

Después de estas disciplicnas el interrogador obtendrá un control hipnótico absoluto, y los tipos acudirán a su silbido, y se cagarán en el suelo cuando les diga “ábrete sésamo”.

Recuerdo a un chico al que condicioné para que se cagase al verme.

Luego le limpiaba el culo y me lo follaba.

Cosa sabrosa.

Y además, era un chico encantador.

A veces se echaba a llorar como un niño porque no podía evitar eyacular mientras me lo había follado."



Fragmento de "El almuerzo desnudo" de William Burroughs

No hay comentarios:

Publicar un comentario