6/11/11

El Conde Feroz Segunda Parte Capítulo XLV

"En todo el tiempo que llevaban con el negocio, al final todos los chicos claudicaban y se entregaban voluntariamente para ser usados. Ya que, aunque nunca se la hubiesen metido por el ano, una vez que se les rompía el virgo al forzarlos y notaban una verga dentro del culo, se empalmaban y terminaban babeando por la polla y corriéndose como perros. A veces los habían obligado a aparearse entre ellos y eso les daba un resultado magnífico. Enseguida se ponían cachondos y hasta querían repetir con otro mozo más de una vez.

Por eso iban a empezar la jodienda por el más guapo y arisco para dominar al resto y gozar más intensamente del cuerpo de esa joya de carne y hueso. “Pero el chico se puso bravo y al querer besarle la boca Don Angelo, le mordió con tal saña que casi le arranca el labio inferior. Y ese era el motivo por el que sangraba el alcaide y también la boca del muchacho se veía ensangrentada”, decía temblando de miedo uno de los putos guarros."

 
Para leer el Capítulo 45 de la segunda parte de esta saga pincha la imagen.
"El Conde Feroz" es una historia  escrita por el Maestro Andreas y está ambientada en la Europa del siglo XIII

1 comentario:

  1. WILL YOU BE REINSTATING ALL OF YOUR PREVIOUS SITE

    ResponderEliminar