8/12/14

Y pensar que era virgen...


Tanto presumir que nunca nadie le había metido ni un dedo el el culo, 
hasta que unos colegas hartos del gallito activo,  
y ayudándose con alcohol y alguna droga lo sometieron por la fuerza a una violación en grupo, 
que le dejará el ojete abierto para siempre y las tripas rellenas de leche.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario