10/12/14

Sounding / Experiencias




"Voy a contarles mi experiencia con el sounding o sondeo uretral. 
Alguna vez morboseando por internet me encontré videos de hombre metiendose cosas por la uretra. 
Me pareció algo peligroso y doloroso y no me llamó la atención. 
Pero hace poco me empecé a masajear la punta del pene con el dedo y vi que podía meterme la punta del meñique. 
Decidí probar hasta donde llegaba, no fue mucho y dolió un poco pero despertó mi curiosidad. 
Busque objetos que pudieran entrar allí como termómetros y cables de audifono doblados. 
La experiencia era excitante pero no lo suficiente. 
Quise ir mas lejos. 
Averigüé por Internet y me compré mi primera sonda metálica diseñada para sounding. 
Tardó unas semanas pero llegó desde USA. 
Estaba muy excitado. 
La higiene es un factor clave pues los que saben advierten que es fácil tener una infección interna, si no se hace bien. 
Fui cuidadoso y empecé a meterme mi primera sonda de 8 mm de grueso y 25 cm de largo. 
Al principio entró fácil hasta cierto punto, estaba muy excitado. 
Creí que no pasaría de allí, unos 10 cm, pero lentamente sentí que podía recibir mas y siguió entrando. 
Fue sorprendente ver como me metí casi los 25 cm de la sonda dentro de mi pene.
Me empecé a masturbar con la mano mientras me metía y sacaba la sonda. 
Era como ser pajeado por dentro y por fuera al mismo tiempo. 
Cuando me iba a venir me la saqué y tuve un orgasmo muy intenso y lechero. 
Ya llevo practicando esta técnica varias semanas y me compre una segunda sonda mas gruesa. 
Es una experiencia única."
biendotado2011



"Pues bien, ahí estaba yo, en brazos de "El Maestro" y veo como le echa mano al cajón de los utensilios y saca una varilla de plástico pulido, transparente y ondulado.
A mí me recordaba a una serpiente.
Entonces coge y me dice: "¿Quieres probar?" y yo asentí.
En en ese momento me encontré con que me la estaba metiendo muy despacito por el agujerito de la uretra (vamos, lo que todo el mundo conocemos como el agujero de la polla, básicamente) y que no la apretaba, sino que gentilmente la iba empujando.
Gracias a la formita ondulada que presenta, la "sonda" iba girando sobre sí misma, ya que él no la estaba sujetando fuerte, de tal forma que se iba acoplando a mis formas.
Según iba bajando por arriba entrada una parte con un diámetro mayor y el sentirla rellena... puffff... me iba poniendo muy malo, la verdad.
Imagina, si cuando te masturban o te tocan por fuera con la de nervios que hay cómo se siente, pues ahora por dentro, que todavía hay más terminaciones nerviosas.
Además, como ya os he dicho, lo iba empujando gentilmente, entonces no hacía para nada daño (y mira que ciertas dosis de dolor las soporto y de bastante buena gana).
Luego me dice él "ahora hazlo tú" entonces empecé despacito a empujar y cuando notaba el tope, paraba y esperaba, y empujaba un poquito más.
En todo este mientras yo estaba concentrado en este ejercicio, pues... me empalmé, porque de verdad la sensación que da es como si te estuvieras haciendo una paja, pero desde dentro, y ya si él otro se pone a masturbarme por fuera.
La sensación era rara y extrañamente placentera, la verdad.
Además ya os digo yo seguía "dentro y fuera" mientras que él seguía "arriba y abajo".
Para mí era como una doble masturbación sobre mi persona. S
e supone que con el paso del tiempo si sigues practicando el "sounding" como todo esfínter (y de esto, los pasivos entendemos) acaba dilatando.
He llegado a ver vídeos de gente metiéndose dedos enteros y, la verdad, no parece que lo pasen para nada mal.
Y ya, me han contado de gente que llega hasta a poder alojar penes enteros por la uretra.
Eso sí que tiene que placentero... follar y que te follen simultáneamente."

No hay comentarios:

Publicar un comentario