30/1/13

Lo que la mordaza no te deja gritar


"Joder! parece que este cabrón se ha tomado en serio mi bravuconada. 
No debí decirle nunca que yo era un perro sin límites."


" Por qué se está untando con grasa el puño?
No pensará ensartarlo en mi culo?"


"Hijoputa, me está matando!"


"Ay, ay, ay madre mía! Que me corro!"

1 comentario:

  1. Elocuentes la expresión,y la mirada del perrito...¿Podremos ver las imágenes, amenazadoras, excitantes, que se las provocan?
    No obstante, gracias, me gusta tener un breakfast que me despierte..trabajando mi cuerpo...y mi imaginación...Besos manchados!!

    ResponderEliminar