12/1/13

Historias del Fetish Club - 16 -


Una de estas noches en el Fetish Club se ha visto un Amo que sintió fuerte atracción por otro Dominante.

Para entrarle lo convidó a meter mano y hurgar el culo de su perra sumisa.

Se divirtieron agradándole el ojete, y cuando estaban los dos muy cachondos con el juego
desaparecieron de la vista de todos para vaya a saber qué.

La perra no atinó ha quitarse los dos pares de guantes que dejaron incrustados en su culo
tan abandonados como ella.


No hay comentarios:

Publicar un comentario