17/7/14

La deliciosa leche de mi Macho Enardecido...


"... me agarro violentamente del brazo, y me condujo con igual violencia hasta su alcoba, en donde me lanzo a la cama.
– Ahora verás lo que es un Macho y lo que hacen los Machos – refunfuñaba para sí entre dientes mientras se quitaba la camisa. 
Cuando se acabó de desnudar se acercó al borde de la cama donde estaba yo, y agarrándome de la cabeza y sin decir nada me guió hasta su durísimo pene el cual hundió hasta adentro de mi boca de un solo empujón. 
Fué la primera vez que mamé pene de un Verdadero Hombre, y quien lo haya hecho puede coincidir conmigo que es la sensación y el sabor más rico que existe, mezcla perfecta de testosterona, semen y orina en un aroma que te lleva a las nubes….yo con los ojos cerrados metía y sacaba la durísima herramienta de mi Hombre Furioso que me cogía por la boca, cerraba los labios ejerciendo presión con la lengua en todo el cuerpo cavernoso que palpitaba en mi boca de lo excitado que estaba… de repente me lo arrebató y agarrándome de las mejillas salvajemente me dijo;
- Te gusta eh… pues lo vas a tener… – al mismo tiempo me daba golpes en la cara con su caliente verga.
Acto seguido me puso sus huevos en la boca que con mucho gusto abrí y me llevé adentro sus dos pelotas jugueteando con mi lengua con cada una de ellas, al mismo tiempo que mi mano se aferraba a su nalga derecha ejerciendo cierta presión para acercarlo más a mí.
Mamaba botando saliva sabiendo que adentro de ese delicioso escroto se encontraba la deliciosa leche de mi Macho Enardecido.
Tanto me gustó su leche que no pude librarme de su hechizo. Por mucho tiempo estuve a sus pies, soportando humillaciones y castigos con tal de que me recompense permitiendo que me trague sus corridas.
Un día el Machazo se hartó de mi y me despachó de patadas a la calle.
Hasta ahora nunca volví a encontrar otro que se le parezca un poco..."
rafa


No hay comentarios:

Publicar un comentario