30/6/14

Jaula y azotes


Muchas veces, sin quererlo, el cachorro nuevecito comete errores
que su Amo no puede dejar pasar sin aplicarle una corrección.

Encerrarlo en su jaula es una buena opción, especialmente para los animales jóvenes e inquietos.
Si además el cachorro tiene un culo suculento como el de estas fotografías.
pintarle las nalgas de rojo con las manos o con una paleta refuerza el efecto de la lección y el castigo.


...y llegado este momento, que difícil es frenar el impulso de follarle duramente el culito!

No hay comentarios:

Publicar un comentario