14/2/20

Al servicio del Cliente


Una de las perritas oficiales del Club atiende cariñosamente a los Clientes 
y termina la noche a punto de explotar de caliente.


Le han trabajado la boca y el culo toda la noche,
pero a la perra no se le permite acabar si no lo pide el Cliente.

Ya de mañana la perra se friega sobre las superficies frescas con tal de calmar su ardor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario