26/2/17

¡Rómpele el culo! es la orden


No está mal poner el mejor empeño en cumplir una orden del Superior, 
especialmente en este caso cuando dicha orden es la de romperle el culo a un prisionero rebelde que se niega a colaborar.


Dueño de un señor culazo, el prisionero, recibirá antes de los intensos pollazos de su verdugo 
una de las comidas de culo más alucinantes que le hayan hecho jamás. 
A pesar del abuso y la humillación, el muy puto del prisionero termina pasándola muy bien, 
pues no para de saltar ensartado, rebotando con cada sentada sobre la verga del ejecutor.

video video video video video video

No hay comentarios:

Publicar un comentario