25/5/14

Por las malas


Ya te habrá pasado de encontrarte con un machito del que has adivinado que lleva escondida una puta.

Generalmente este tipo de desgraciados cuando te dispones a cogerlos no entienden razones y se obstinan en rechazar su rol de sumisos.


No le andes con vueltas, en un momento de descuido amárralo y antes de hacerle tragar tu polla,
oblígalo a tragar tu pistola, verás como aprende a no morder lo que le metas en la boquita.


En seguida se confirmará tu intuición, apenas veas como la mama de bien el puton.
Y ni te cuento cuando le abras el ojete a pollazos.


Te estará agradecido de por vida, y será tu puta cada vez que se te ponga en los cojones usarlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario