18/11/17

Disciplina y sanción


La palabra Disciplina deriva del latín discipulus, quien recibe una enseñanza de otro.
En un principio este vocablo nos enlaza con una relación autoridad-subordinación, en la que una persona dirige y ordena y otra se somete y obedece.
 La disciplina está definida como la manera ordenada y sistemática de hacer las cosas, siguiendo un conjunto de reglas y normas estrictas.
Se entiende como la labor que ejerce una persona para enseñar o adquirir buenos hábitos; abarcando todas aquellas reglas de comportamiento que elabora y las medidas que ocupa para cerciorar que dichas reglas se cumplan.
La garantía de que las instrucciones se lleven a cabo debe ser regulada a través de una sanción en caso de falta.
El vocablo latino sanctĭo llegó a nuestro idioma como sanción. El concepto refiere a un castigo que se aplica a la persona que viola una norma o una regla.