23/10/14

Mamando descubrió su auténtica naturaleza


Aunque no existen estadísticas, se comenta mucho entre los putos sumisos que su primera experiencia, y cuando aún no tenían muy en claro su inclinación sexual, consistió en una violación y/o una humillación por parte de uno o varios Machos.
Es muy posible que los otros descubrieran el potencial de putas antes que ellos mismos.
Esas experiencias en principio traumáticas terminan iluminando el deseo oculto y casi siempre prohibido de servir para dar placer a Machos Dominantes.


Uno de nuestros lectores que prefiere el anonimato, confesó que siendo un joven considerado hétero y con novia, fue obligado a mamar las vergas de cada uno de los integrantes de una pandilla de su barrio.
La terrible humillación se llevó a cabo en público en presencia de otras personas, entre ellas su novia.


Comenzó a mamar con asco y vergüenza, pero a media que transcurría el tiempo le empezó a tomar gusto a esa morbosa situación, y aunque se lo autonegara en principio, a partir de ese día inolvidable y poco a poco se ha transformado en lo que el mismo llama "un gay sumiso adicto a mamar vergas y a tragar leche de Macho"