16/12/19

Esperando al chico de las pizzas


¿Y si algún día el chico de las pizzas resulta ser la puta caliente de nuestras fantasías?
 ¿Y si dejamos olvidada y fría la pizza mientras devoramos el ojete ardiente de la perra?

Hay quien aconseja que esperemos siempre en pelotas y con el rabo duro al delivery;
es un buen anzuelo para pescar putos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario