15/5/17

En qué te has convertido


En qué te has convertido.
No lo sabías, ni siquiera lo sospechabas, pero eras un perrita sumisa que necesitaba de un Macho Dominante.
Casualmente un tipo con esas características resultó ser tu compañero en el nuevo trabajo.
Ese Machazo te rompió los prejuicios y el culo.
Ahora ya sabes cuál es tu lugar en el mundo, y te has convertido en un vicioso ojete sumiso al que le es indispensable sentirse abusado.
Y al Macho que te inició le debes eterna obediencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario