19/7/17

Sesión con un Amo Cash


Una tarde decidió gastar sus ahorros con un Amo Cash para que lo torturara y humillara.


No puede quejarse de la experiencia porque del dolor no pudo olvidarse por varios días, y el colmo de su humillación fue cuando accedió a pagar un plus como condición de que el Amo le toque el culo.
Además como material de inspiración para sus solitarias pajas los recuerdos de esa tarde no se han agotado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario