8/4/17

Yo también quiero! 1/2


Tiempo muerto en un campamento militar de hombres solos, abstinencia y hambre de sexo...y suceden cosas como esta...


Tanta familiaridad con los obuses que a algunos se les despierta la curiosidad de saber si se siente delicioso que te metan uno por el ojete.


Y como parece que el resultado es muy satisfactorio no tarda en aparecer el joven recluta atraído por las exclamaciones de gozo,
y exige caprichoso: -Yo también quiero!


No hay comentarios:

Publicar un comentario