17/3/17

A la intemperie y abandonado



Así lo encontró. A la intemperie, desamparado, atado a una cruz y chorreando cera de velas.
-Si me la mamas bien y te tragas mi leche te ayudo a soltarte- le prometió.
Era mentira. 
Después de descargar los cojones, lo meó, y lo abandonó en peores condiciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario