1/11/16

El niño dorado


“De rodillas aquí a mis pies,”
Johnny que se estaba sentando en el sofá a lado de Eric se detuvo, su cara mostraba sorpresa.
“Esta bien,” dijo Eric. “Yo quiero alimentarte. Una vez que yo te llene, podré no permitirte usar las manos por horas,  incluso por  días. 
Tu cuerpo me pertenece completamente.”
Johnny se arrodillo su corazón latiendo cada vez más rápido ante estas extrañas palabras.

¡Con que rapidez Eric podía alterar su estado de animo!
Se chupó los labios, tratando de procesar lo que Eric le acababa de decir.
Su mente se rebelaba, seguramente era solo un juego.
Sin embargo su cuerpo respondió, se agitó su respiración, su pene se sintió preso dentro los jeans.
Fuera lo que fuera todo eso, claramente las dominantes y peligrosas palabras lo excitaban.

“Coloca tus manos detrás de la espalda,” ordenó Eric. 
Johnny obedeció, preguntándose que iba a suceder a continuación...

Fragmento de la novela "Golden boy" de Claire Thompson 


No hay comentarios:

Publicar un comentario