30/11/16

Consultando al urólogo


No me digas que alguna vez, antes de entrar a la consulta del urólogo, no te has tenido una fantasía.
Y si cuando entras te encuentras que tanto el médico como su enfermero ayudante son dos tipos que están muy buenos y te sonríen con picardía...
Y si para colmo te piden que te quedes en pelota picada ante ellos y tú no puedes disimular que eso te excita...
Entonces amigo no te asustes, es posible que se cumplan tus fantasías, y hasta puede que compruebes que en ellas te has quedado corto de imaginación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario