6/5/16

Conociendo al nuevo Amo - 2da parte -


-Siempre estarás a mi alcance para lavarme los pies con tu lengua.- Dijo mi Amo, y continuó:
-Espero que nunca dejes de tener la boca llena de babas calientes y que te esmeres en esta tarea, de lo contrario te marcaré a latigazos, pero usando el largo de cuero trenzado que deja surcos permanentes.-

Mi nuevo Amo sabe lo que quiere, no permite que a su esclavo le queden dudas, y se expresa con firmeza y claridad.


Lo que Él no sospechaba es que los pies de mi Señor Macho son mi debilidad.
La razón por la cual caí en la esclavitud y jamás intentaré escapar de ella. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario