31/5/16

Amo maduro, sumiso jóven

Las relaciones entre Dominantes maduros y sumisos jóvenes son especiales y delicadas.
Están llenas de detalles bellos, de formas sutiles, de entrega profunda y de tanto amor como cada uno sea capaz de dar y sentir.
La edad, así como la situación personal, son elementos que de alguna manera influyen y no poco en este tipo de relaciones.
Muchas parejas en el BDSM, están compuestas por Dominantes maduros, mientras que en los sumisos de estos, su edad oscila entre 20 y 40 años menos de diferencia.
Los Amos maduros gozan de buena fama y de prestigio, quizás por la supuesta experiencia y por ser los mejores para iniciar y trabajar a un sumiso joven.
Todo esto es muy importante, la buena educación y el saber estar, son requisitos indispensables para un buen sumiso.
La experiencia del Dominante maduro debe servir para el buen comienzo del aprendizaje en este delicioso mundo y a la vez duro, del BDSM; no para ser molido a palos ni sentir su piel arrancada a tiras.
El Amo se complace con la entrega de su sumiso y lo adiestra en las cosas que le interesa que el cumpla...servirlo y complacerlo .




No hay comentarios:

Publicar un comentario