17/3/16

Las marcas del castigo


El tubo de goma ha dejado al perro marcado como una cebra.
El castigo le ha arrancado lágrimas de dolor.
Y también ha puesto recachondo al puto.
Tanto que si no le hubiesen amarrados las bolas, seguramente se hubiera corrido, como buen masoca que es.


No hay comentarios:

Publicar un comentario