13/12/15

Me colgaron cabeza abajo


Cuatro encapuchados me despertaron con violencia y siendo más de la medianoche desnudo y vendado me arrancaron de mi cama y de mi casa.
Para cuando me quitaron la venda de los ojos ya colgaba cabeza abajo, sujeto por los tobillos y las muñecas del techo de un oscuro galpón.
Los encapuchados acallaron mis quejas y preguntas con una mordaza.


No estoy seguro si fue a los pocos minutos o si demoré más en dejar de interrogarme quienes eran y que querían de mí los cuatro desconocidos.
A medida que transcurría el tiempo me sentía más atontado, y pensaba que la cabeza me iba a estallar.
No me quedaban fuerzas para mover las extremidades e intentar soltarme.
Cuando los encapuchados volvieron con su aspecto siniestro y amenazante pensé que me terminarían matando confundiéndome con otro sujeto del que querían vengarse. 
Pero se limitaron a acercarce con un pañuelo húmedo que me obligaron a aspirar hasta que perdí el conocimiento.


Desperté en mi cama, con un terrible dolor de cabeza, y marcas dolorosas en los tobillos y las muñecas.
Sobre la almohada una nota me advertía:
"Piénsalo bien antes de tomar de juguete a un Dominante"
La lección me quedó muy clara, juré no volver a ofrecerme como sumiso en la red, cuando por falta de coraje no tengo intenciones de hacerme cargo de las promesas de entrega que publicaba.
jorge

No hay comentarios:

Publicar un comentario