11/5/14

Tarea para todas las noches

 "Te ordeno que lo hagas todas las noches antes de acostarte, tal cual te lo he enseñado...
Y que no se te ocurra correrte!"


Las órdenes del Amo son claras y no dejan lugar a dudas,
su puto esclavo debe colocarse el paracaídas con pesas para estirar la bolsa de sus bolas,
y debe violar con una sonda lubricada el ojete de su polla.
 

No le está permitido correrse a pesar de la calentura que le provoca el ejercicio,
deberá concentrarse en la imagen del Amo que está ausente físicamente
pero presente en su conciencia de perro obediente.


"Cuando notes que puedes soportarlo metete dos sondas simultáneamete...
En un mes voy a exhibirte ante unos amigos y te conviene tener las bolas y la uretra bien elásticas"

Con tenacidad y autodisciplina, el perro se esfuerza por cumplir las órdenes de su Amo,
para poder lucir ante otros y con orgullo, la marca que lo identifica como de su propiedad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario