29/5/14

Mámala!


Mientras que un ojete puede apretar tanto y ser tan caliente como la boca, 
hay ciertas cosas que tu boca puede hacer que tu ojete no puede. 
Los labios y la lengua pueden crear todo tipo de movimientos y de estimulación 
que tu culo por muy entrenado que lo tengas no puede imitar.
Un ojete no puede chupar como una boca.
La succión le dará a tu Macho una sensación de orgasmo que sale de las profundidades de su escroto 
y cuando se la hagas bien, puedes darle el clímax más increíble de su vida. 


Cuando haces una felación estas sometido a tu Hombre. 
Muy pocas cosas hacen sentir a un Macho más viril que tener a su chico bajo su mando, 
teniendo sus partes más sensibles en la boca y totalmente sirviéndole sexualmente, 
concentrándose sólo en Él y su placer. 


A la gran mayoría de los gays y bisexuales nos gusta chupar la verga. 
Casi nadie le escapa a desear y sentir placer por chupar una verga. 


En el siguiente comentario uno de nuestros lectores de Argentina nos cuenta porque le encanta mamar:

"Creo que en el caso de la poronga, lo tentador esta formado por varias variables. 
Por ejemplo, la forma de chupete que te llena la boca, nos recuerda a nuestra etapa oral cuando eramos bebes. 
Otra cosa agradable es la temperatura. 
No es agresiva la chota adentro de la boca. No hace falta usar Sensodine, por ejemplo. 
Otra ventaja es la consistencia. Dura, pero no rompe los dientes. 
Suficientemente flexible como para frotar la cabeza por el paladar y sentir que lo acaricia sin rasparlo. 
El gusto, nos resulta familiar y agradable. ¿Quien no se ha rascado los huevos y se ha olido la mano? 
Nos lleva a la mas intima de las características de lo macho. y por ultimo, porque cuando nos mamamos una poronga, sentimos directamente entre los labios y la lengua como le late la chota al otro macho por lo bien que lo estamos excitando. 
¿Porque nos gusta mamar poronga? Porque es la mejor manifestación del sexo. 
Es mil veces mejor un muy buen 69 que una muy buena garchada. 
Se regula mejor la calentura, se llega de manera mas controlada al placer y cuando se acaba, se siente mucho mejor la guasca en la boca que adentro del culo, cuando se hace sexo con una pareja segura que se puede coger a pelo. 
No puedo compararse como se siente la lechita sobre la lengua que como se siente adentro del culo. 
Una acabada en el ojete es igual a la sensación del yogur bebible en el culo a temperatura ambiente. 
Pero en la boca, es completamente distinto el yogur bebible que la guasca tibia. 
Mil veces mejor una buena mamada que una buena garchada. 
Además no olvidar el placer de meter la nariz entre los huevos o en los pendejos, para ir oliendo ese rico olor a macho de nuestro compañero. 
¿Como no nos va a gustar mamarla? 
Ahí que hay que ser loco para no disfrutar esto." 
Lisandro

No hay comentarios:

Publicar un comentario