19/5/14

En la intimidad de la residencia estudiantil


Las jóvenes hormonas, la bebida y alguna que otra droga blanda, sueltan los instintos de dominación del más Alfa de los Machitos,
que con su olfato descubre al más sumiso, preparado para ser su víctima.


En muchos dormitorios compartidos de residencias estudiantiles situaciones como esta se dan por primera vez,
dejando en claro quién es el que manda y quién es el que obedece.
 

El Alfa, más que por deseo y calentura, violará al sumiso para avalar ante todo el grupo su poder.
Para los demás dejará el culo abierto y relleno con su leche, de quién pasará desde ese momento a ser el siervo,
para que lo abusen y maltraten, pero siempre teniendo en cuenta que es el Alfa quién impone los límites.


Certificada con videos y fotografías la humillación de ser la puta de su dormitorio,
será inútil para el sometido luchar contra el destino que le espera hasta que aparezca una nueva presa dispuesta a ser domada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario