17/2/14

Α (Alfa) y ω (omega)


Uno debajo, el otro arriba, uno necesitando ayuda del otro, 
accidentalmente en el gym se descubren un A (Alfa) y un ω (omega)
El relieve y el olor de los cojones del A se impone al débil ω, 
que cae rendido ante la fuerza de seducción del poseedor de la masculinidad egemónica.


Solo queda para  ω rogarle a A, que le permita ser reverenciado, 
para adorar son su lengua la piel y los pelos sudados.


Para demostrarle que está a sus pies y que anhela convertirse en su felpudo.

 
Para brindarle gusto con boca y garganta mientras se traga la dura verga dominante.


Sabe que le espera dolor, y que será bienvenido. 
Que agradecerá cada golpe y cada tortura que deba imponérsele en beneficio de los caprichos de A.


Y aguardará ansioso el supremo momento de convertirse en la puta dolorida y cachonda,
en el culo caliente en donde su Dominador descargue los cojones.



No hay comentarios:

Publicar un comentario