26/12/13

Azotes en la cruz de San Andrés


La cruz de San Andrés recibe su nombre del apóstol que fue crucificado en una cruz con forma de aspa.
Es uno de los elementos consentidos de los amantes del BDSM, debido a que por su forma de X 
cada extremidad del sumiso puede sujetarse en una punta.
 La cruz de San Andrés generalmente está elaborada en madera y consiste en dos tablones 
unidos por el centro formando así una X vertical.
Cada extremo cuenta con correas que permiten atar al sujeto a torturar y adicionalmente correas 
para sujetarlo del cuello, cintura y muslos.
Si bien el mercado ofrece diferentes tipos de recubrimientos o accesorios en la cruz el elemento básico siempre está presente.
Generalmente está sujeta a una pared o columna para facilitar el acceso, 
aunque es posible no sujetarla para incrementar su movimiento, 
facilitando colocar al sometido atado, en posiciones diferentes como cabeza abajo o de lado.
El Amo tiene control total sobre cada parte del cuerpo del esclavo que se encuentra inmóvil en la cruz.
La cruz de San Andrés permite incorporar infinidad de elementos como máscaras de látex, mordazas, amarres, 
cadenas o cintas adhesivas, vendas para ojos, ceras, pinzas para pezones y demás objetos 
que hacen del uso de esta cruz una experiencia inolvidable.


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario