21/11/13

El esclavo erótico


Generalmente el masoquista totalmente sumiso aprendió a transformar el dolor en placer cuando en la infancia recibió muchas zurras principal mente en las nalgas, donde se acumula una gran cantidad de corpúsculos de Meissner *
Su personalidad se  ha formado influenciada por adultos represores. 
Cuando crece, adora someterse en todos los sentidos. 


Un tipo con personalidad dócil, generosa y pasiva se siente pleno cuando un "Maestro del placer" usufructúa y disfruta de sus dotes, habilidades y servicios. 
Ajustado a una estricta disciplina, y severos castigos cumple con las obligaciones domésticas convirtiéndose en perfecto "sirviente de cama y mesa". 


Buscando en anuncios de sitios y revistas especializadas se encuentran muchas ofertas que para el común de la gente parecen increíbles. 
No exigen más placer que en servir a su Amo. 
Solo aspiran a desempeñar las funciones que les sean ordenadas, sean estas cuales fueran y en eso encuentran la mayor satisfacción. 


Su placer es sicológico; su cabeza funciona buscando más la satisfacción espiritual que la física. 
Al sentir que es un buen cumplidor de deberes se siente realizado. 
Desde limpiar y ordenar la casa de su Dueño hasta llevar a cabo todos los preparativos para que su Amo tenga sesiones de sexo con otros tipos, reservándose solo el consuelo de un mínimo elogio o algún resto de generosidad. 


Para asumirse completamente sumiso, el esclavo necesita sentirse disciplinado y humillado, hasta en su situación financiera; depositando en su Dueño los recursos para poderse mantener. 

Se tornará enteramente feliz siendo obligado a rebajarse a las más humillantes situaciones, como ha ejercer la prostitución en beneficio del Patrón. 
Ese puto libre de complejos de culpa y de vergüenza y pecados se vende cumpliendo las órdenes de su Amo, no para su placer o provecho. 


Quién quiera un esclavo erótico, debe responder a alguna de las múltiples ofertas imponiendo sus condiciones y exigencias sexuales; será el Dueño de un puto dispuesto a cumplir sus fantasías sádico sexuales y de un esclavo doméstico como agregado. 



* Los corpúsculos de Meissner son un tipo de terminaciones nerviosas en la piel que son responsables de la sensibilidad para el tacto ligero. En particular, tienen la mayor sensibilidad (el umbral de respuesta más bajo) cuando reciben vibraciones de menos de 50 Hertz. Son receptores rápidamente activos. 

Adaptación de un texto de:
Wilma Azevedo

1 comentario:

  1. Me encantaría ser ese esclavo eroico, is puestoa servir con ddedicación completa a su amo. Me gustaría encontrar algún nuio al respecto.

    ResponderEliminar