28/10/13

Preso y libre


"El cinturón de castidad produce una sensación de placer frustrado que induce a un mayor deseo de aquello que se prohíbe. Esto debe tenerse muy en cuenta, porque la persona que lleve un cinturón de castidad, estará excitada debido a que se le está prohibiendo aquello que más desea.
En el caso del hombre aunque no consiga la erección debido al cinturón, su deseo estará estimulado y estará predispuesto al acto sexual o a procurar a su Amo el mayor placer.
Para que de esta forma él consiga que su dueño le libere y pueda conseguir él también el placer. Cuanto mayor sea la restricción mayor será el deseo de procurar placer.
Los Amos suelen ponerlo en práctica, porque consiguen el mayor placer para ellos, a la vez que mantienen al sumiso excitado eternamente, predispuesto para el sexo, no permitiéndole que consiga llegar al orgasmo.
El sumiso experimenta una sensación de placer inacabado, convirtiéndolo en una máquina inagotable de procurar placer."

José


No hay comentarios:

Publicar un comentario