Importante: "Perros Privado"

Debido a múltiples reclamos, Blogger acaba de rectificar su política de contenidos sexualmente explícitos.
En su página a prometido mantener las condiciones que hoy están vigentes,
y no sancionar restringiendo esos contenidos, siempre que no se especule con ellos comercialmente.
Si esta vez no vuelve a desdecirse, Perros no se verá en la situación de cambiar su estilo de publicación para convertirse en un blog de acceso privado.
Por lo tanto le comunicamos a nuestros lectores, especialmente a aquellos que nos remitieron la dirección de sus correos electrónicos,
que conservaremos esos datos, para mantenernos en contacto, si en un posible futuro Google vuelve a amenazarnos con otras medidas restrictivas.
Les agradecemos la solidaridad y la fidelidad demostrada, deseando continuar nuestra relación cómplice sin sobresaltos.
Nuevamente gracias.
Los administradores


22/2/13

Puesto a prueba


El S.E.R.E. (Sobrevive, Evada, Resiste, Escapa)
es una prueba durísima a la que se someten militares antes de integrar las llamadas "fuerzas especiales",
consiste en reconocer un objetivo y pasar tras las líneas enemigas sin ser descubierto. 



 En caso de que el soldado sea descubierto será tomado como prisionero y sometido a interrogatorio. 
La violencia física tanto como verbal es válida en estos entrenamientos
 por parte de los instructores mientras  interrogan a los aspirantes a futuros agentes de fuerzas especiales.


Cuando los participantes son capturados, se les grita y posiblemente se les golpee severamente para darle realismo a las pruebas.


 Se los somete quebrantándolos psicológicamente.


 Deberan superar pruebas de privación de sueño y posiciones de stress
para resistir horas o días en campos de concentración ficticios.


Violentar sexualmente a un soldado viril combina dolor físico y trauma psicológico.


Aunque nadie lo admita oficialmente, escenas como la que siguen
no son descabelladas de imaginar dentro del contexto de este entrenamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada