22/8/12

Un taburete, unas sogas...y un perro


Como sucede con las comidas, muchas veces con pocos elementos sencillos y cotidianos 
se pueden servir los platos más sabrosos.

El secreto está en que los ingredientes sean de primera calidad,
como lo es en este caso la carne.

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario