19/1/12

Vamos al cine: hoy "Salò o le 120 giornate di Sodoma"


Este clásico del cine ha sido víctima de la censura de muchos países.
En el año de su lanzamiento (1975) fue prohibida en casi todos lo lugares donde se presentaba.
Esta situación todavía se mantiene en sitios que a priori nos parecen desprejuiciados, como por ejemplo Australia.
A los lectores les advertimos que especialmente el cuarto de los siguientes vídeos pueden producirle rechazo a personas sensibles. 
Al margen de este reparo les sugerimos a nuestros amigos visitantes del blog que vean el film completo, 
merece la pena conocer esta obra del poeta Pier Paolo Pasolini.

video video video video

Escenas de "Salò o le 120 giornate di Sodoma" (1975) de Pier Paolo Pasolini
La película es una versión libre de "Les Cent Vingt Journées de Sodome, ou l'École du libertinage" del Marqués de Sade

3 comentarios:

  1. Creo que la advertencia qu e hacen de esta entrada esta bastante acertada aunque la verdad desde el primer fragmento ya me choco, es cierto que reune muchos de los atributos que siempre les pido en una pelicula, minos ricos, realismo y una trama, pero aca se manifiesta otro aspecto que no puedo compartir y es que hay esenas demaciado extremas que hacen recapacitar en nuestros gustos. Creo que remontandome a mis inicios más remotos el gusto por el bdsm debe venir de ver peliculas y series en donde el heroe siempre es un muchacho joven, sexi, el que siempre vive esenas de peligro de las que finalmente sale bien librado, muchas veces con escasa ropa, como un joven tarzan o marin boy, lo que llevo a mi subconciente a elaborar la idea de que si eres apresado con fines libidinos es porque eres un chico sexi, ya sea que uno se sienta asi por protagonizar en parte a esos heroes o por tener uno de esos heroes en tus manos con el cual divertirte. Por otra parte la idea de propiedad va ligada tambien a la de un objeto preciado lo que nos lleva nuevamente a la idea de belleza juventud y sensualidad, y uno a sus cosas especialmente las preciada las cuida, no concibo comprar un porce o un alfa romeo para rallarle la pintura con un clavo, tal vez si y como no, llevarlo a sus limites corriendo hasta que la aguja se acerque a la franja roja de las revoluciones, es por esto me desagrado aquellas esenas en donde se le saca un ojo o se le corta la lengua a un bello muchacho, el castigo por castigar puede estar bien, pero a esos extremos de inutilizar al perrito dejandolo inservible, non me gusta ni como ficción, bueno esa fue mi opinion disculpen lo extenso la verdad es que prendi el pc para escribir la cuarta parte del relato en el escaso tiempo que tengo pero la curiosidad por ver que publican es mas fuerte y termino dejandolo para otro día, es culpa de uds por tener un blog tan cautivante jejej, xao besos
    dogo
    pd: si necesitan que les reenvie los 3 capitulos anteriores me avisan y se los mando junto con el cuarto cuando lo termine.

    ResponderEliminar
  2. Pasolini's final work, Salo, or The 120 Days of Sodom, is one of the most controversial films ever made, and it remains banned in several countries. But it is the opposite of an exploitation film, let alone prurience: it's a profound exploration of fascism, an ideology that remains sickeningly alive in today's world, and the psychological and socioeconomic conditions that spawn it. Salo is also Pasolini's ultimate work of art and, for reasons I'll share below, one of cinema's masterpieces.

    Cheers,

    ResponderEliminar
  3. Consigan la película y no dejen de verla pone los pelos de punta. Pasolini trae a los personajes de Sade a la Italia fascita.
    Muy bien que den a conocer obras como esta.

    ResponderEliminar