14/1/12

Con el permiso del guardia


En las cárceles, los guardias no solo conocen la existencia de Amos y esclavos entre los reclusos;
sino que también la alientan y en muchos casos participan 
cobrando con dinero o con "servicios" del perro por su permiso y complacencia. 


video video

2 comentarios:

  1. Un buen festín...no sé si hacerme policía...o delincuente....Besos!

    ResponderEliminar
  2. Sin duda me haria delincuente

    ResponderEliminar