11/1/12

Beso sus pies


El beso en el pie siempre fue considerado una señal de sumisión.
Recuerden la fórmula de algunos mensajes firmados "b.s.p" (besa sus pies)
Un buen adorador de pies tiene que actuar sin prisa, 
al encontrarse frente a su objeto de culto debe actuar con una concepción cósmica del tiempo: 
siempre adoró y seguirá adorando los pies de su Amo.

De este modo los besos, apoyando simplemente los labios, deben recorrer toda la superficie, 
teniendo en cuenta la especial sensibilidad de la planta.
Es aconsejable comenzar por los dedos, con besos muy suaves, 
seguir por el empeine, acompañándo siempre de caricias la planta y el dorso. 

La lengua es el órgano del adorador que por excelencia debe tener contacto con el pie del Amo.
El roce con los labios es el equivalente a un beso tímido o preparatoria. 
La caricia de la lengua en los pies, es como un beso apasionado, de lengua.
Siempre sin prisas, el adorador tiende a cerrar los ojos y adivinar con su lengua las formas del pie adorado.
Las caricias y los besos han sido la preparación para desembocar en la pasión de la lengua y la saliva, 
momentos de pasión en los que el adorador tragará los dedos y parte del pie del Amo 
como si deseara devorar al objeto de su adoración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario