20/11/11

Desafío


Complacer a un Amo no es fácil, pero atender a dos Dominantes al mismo tiempo es todo un desafío.
La cavidad de la boca del perro no da de sí como para contener a dos importantes vergas.
Entonces el perro tiene que combinar sabios movimientos muy acelerados de la lengua con un toque muy sutil de los dientes y abundante baba y cuidiarse de arquear bien el lomo para que su culo en pompa atraiga la mirada de sus Machos.
Si todo sale bien  la recompensa es fabulosa: una abundante doble lefada con la que alimentarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario